miércoles, 16 de marzo de 2016

Padres por desigual - '¡Abran paso! Que vienen los machotes'







Titulo Original: Daddy's Home
Año: 2015
Duración: 96 minutos
País: Estados Unidos
Director: Sean Anders
Guión: Sean Anders, Brian Burns, John Morris (Historia: John Morris)
Música: Michael Andrews
Reparto: Will Ferrell, Mark Wahlberg, Linda Cardenelli, Thomas Haden Church, Bobby Cannavale, Hannibal Buress, Paul Scheer, Cedric Yarbrough, LaMonica Garrett, Jamie Denbo, JoAnna Wortham, Christopher Heskey, Billy Slaughter, Nikki Fuega, John Cena








Brad Taggart, un ejecutivo que acaba de casarse, intenta por todos los medios ganarse el afecto de los hijos de Sarah, pero le resulta muy difícil porque los niños echan mucho de menos a su padre. Las cosas se pondrán peor con el regreso de Dusty, ex marido de Sarah y padre de los dos niños. Entre ellos surge una fuerte rivalidad: uno intenta integrarse en su nueva familia, el otro pretende reconquistar a su ex esposa y a sus hijos.

Como me gusta sufrir, en serio, es algo que me doy cuenta que me gusta; no se si ya será por propio masoquismo, o porque quiero hermanarme con este tipo de comedias. Sea como sea, una vez tras otra, acabo viéndolas, y acabo metiéndome con ellas una vez más. ¿No escarmiento? Pues no, y es que hay que ver de todo, y yo sigo teniendo la esperanza de que, algún día, le pueda coger el gusto a esta comedia que es todo un espectáculo, ya no solo en América (allí les encantan estas cosas), sino también en España, y es que seamos sinceros: son cintas que llenan las salas. Me puedo gustar o no, pero los números están ahí, asi que si la cosa funciona, ¿por qué dejar de hacerlo? A veces prima más el dinero que la calidad en si. Y si ya volvemos a juntar a Mark Walhberg y a Wil Ferrell, que tan buen resultado dieron como pareja en el pasado, pues oye, eso que nos llevamos, y es que a mi me gustan ambos en el terreno cómico (curiosamente Walhberg me gusta más haciendo tonterías que poniéndose serio...cosas que pasan), y no podría ser muy malo verlos.

Brad es un hombre muy bonachón que intenta ganarse el corazón de los hijos de su mujer, y parece que, con esfuerzo y tiempo lo está consiguiendo. Pero todo da un giro cuando aparece en escena el verdadero padre de los niños, Dusty, un tipo la mar de aventurero y atractivo que ha vuelto para recuperar el amor de su familia.


Si nos centramos un poco, y echamos un ojo a la filmografía del director, podemos saber mas o menos que es lo que vamos a ver, y así no pillarnos por sorpresa. 'Desmadre de padre', 'Jacuzzi al pasado', 'Como acabar con tu jefe 2'...todas ellas son obra de Sanders, ya sea a cargo del guión o a cargo de la dirección. Sea como sea, todas están cortadas por el mismo patrón, y en esta la cosa no es distinta. Si que es cierto que algunas de las anteriores, como 'Jacuzzi al pasado' o 'Como acabar sin tu jefe 2' tenían su cierta gracia, sobre todo debido a algunos personajes que hacían las delicias del espectador, pero en esta ocasión no le pillaba el punto de ninguna de las maneras. El guión es demasiado sencillo y plano, sin mucho chiste, y muy poco original, solo centrado en ambos padres, y en la eterna lucha entre a ver quien es el más macho de los dos, y tampoco es que sus personalidades sean de lo más estupendo, ya que es la contraposición de siempre: el padre adoptivo bonachón que intenta ser querido por todos los medios y el padre biológico que vuelve, después de un montón de tiempo, y les da de todo a los niños para seguir ganándose su cariño.

No me pareció apenas divertida, salvo ciertos aspectos, todos relacionados con el personaje secundario del contratista, en mi opinión bastante desaprovechado, y es que es el verdaderamente gracioso de esta función. Había escenas demasiado surrealistas que, en vez de provocarme la risa, como se supone que debería ser, me daban más vergüenza ajena (¿en serio lo de la moto hace gracia?), y otras tan típicas que solo me aburrían más. El final es tan típico y 'happy ending', que chirría mucho con el tono de la cinta: si pretendes ir de gamberro, tienes que serlo hasta el final. Sino, no vale.
¿Significa que no hay nada que te haya gustado? Pues si, alguna cosilla hay, como la escena final en el baile de padres e hijas, y algunas salidas de Will Ferrell; y la química entre éste y Wahlberg. Pero vamos, dista de ser una buena comedia.


Es entretenida, si, y si no eres muy crítico (me da la sensación de que yo lo soy, no tengo remedio) te gustará. Pero si en realidad busca otra cosa, no se, lo que sea, no lo típico de siempre, pues bueno, no dejes tampoco de verla, pero ves con la mente en blanco y sin ojo demasiado crítico. Seguiremos buscando la comedia que me haga cambiar de opinión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario