sábado, 15 de julio de 2017

Popurrí de estrenos (4)




La semana pasada no publiqué, una mezcla de pereza y poco que contar (o veo películas que no me dicen gran cosa para hacer reseñas extensas, o estoy preparando el reto cinéfilo. Podría tirar de 'clásicos' que me gustan, pero ahí es donde entra la pereza).
Pero para este finde, al menos quería dejar otro de mis popurrís de estrenos que he ido a ver al cine hace poco. Bueno, en esta caso hay un invitado especial, ya que "Okja" es un estreno de Netflix (no de cines), pero como también lo había visto (se estenó hace nada) y se hababa tanto de el, pues aquí que entra :P




Colossal



EEUU, 2016; Duración: 109 min., Director: Nacho Vigalondo, Guion: Nacho Vigalondo, Música: Bear McCreary, Reparto: Anne Hathaway, Jason Sudeikis, Dan Stevens, Austin Stowell, Tim Blake Nelson, Agam Darshi, Hannah Cheramy, Christine Lee.
Género: fantástico, comedia, drama.

Sinopsis: Gloria (Anne Hathaway) decide dejar Nueva York y regresar a su ciudad natal tras haber perdido su trabajo y su novio. Pero, cuando en las noticias informan de que un monstruo gigantesco está destruyendo la ciudad de Seúl, Gloria se va dando cuenta poco a poco de que, a través de su mente, está conectada de forma extraña con estos acontecimientos. Para evitar que la destrucción vaya a más tendrá que averiguar el papel de su insignificante existencia en un evento colosal que podría cambiar el destino del mundo.



Lo mejor: me ha encantado, me lo pasé genial en el cine. Me resultó muy original y diferente, muy refrescante. Es algo nuevo, que ya estoy muy harta de secuelas, remakes, reboots y superhéroes. Parece que no saben hacer otra cosa o que directamente pasan de arriesgar lo más mínimo. “Colossal” es una película independiente realmente, que contó desde el principio con el apoyo de Anne Hathaway. Y se nota que no es como el resto de cine comercial.
Está muy bien contada, es una forma diferente de mostrar la historia de siempre: sobre frustraciones, desengaños, romances, infancia… pero con un toque de ciencia-ficción muy curioso y diferente que la hace diferente. Engancha y entretiene. Arriesga, y en mi opinión, acierta. Una rara avis, desde luego.
Además, sus actores están francamente bien, destacando a Anne Hathaway (y eso que no soy muy fan de ella) y Jason Sudeikis.
Y las escenas de monstruos y robots en Corea me encantaron.

Lo peor:
no le pondría peros, quizás se pueda extrañar alguna explicación más profunda del porqué de algunas cosas, pero tampoco es algo que necesita la película.

Conclusiones: fui a verla sin saber demasiado (únicamente, leí la sinopsis que tenéis arriba), simplemente porque me atraía. El cine de Vigalondo me causa una especie de amor-odio: me encantó Open Windows, odié hasta la muerte “Extraterrestre”, y “Los cronocrímenes” (su debut) me pareció una idea muy acertada pero con unos actores muy flojos.
Lo que nunca se le puede quitar al bueno de Nacho es su originalidad y su forma tan diferente de hacer películas. Esta es la más madura de todas y la más redonda y si que la recomiendo. Es una ida de olla estupendamente hecha.





Llega de noche
(It Comes at Night)


EEUU, 2017; Duración: 97 min., Director: Trey Edward Shults, Guion: Trey Edward Shults, Música: Brian McOmber, Reparto: Joel Edgerton, Kelvin Harrison Jr., Christopher Abbott, Carmen Ejogo, Riley Keough, Griffin Robert Faulkner.
Género: terror, intriga, thriller psicológico.

Sinopsis: Paul (Joel Edgerton) es un hombre que vive en una casa de madera con su esposa Sarah (Carmen Ejogo) y su hjo Travis (Kelvin Harrison Jr.), y que no se frenará ante nada para proteger a su familia de una presencia maldita que les atemoriza desde el exterior de su casa.


Lo mejor: es una película especial, muy psicológica, tiene una fotografía (oscuridad real, solo ves lo que la lámpara permite, más allá todo son sombras y tu imaginación) y unos movimientos de cámaras muy diferentes, que te hacen meterte de lleno en ella y vivir esa experiencia: dudar de todo, no saber que es real y que no, generar claustrofobia. Y desear que se haga de día y llegue la tranquilidad.
Es un retrato del miedo, sería la forma rápida de describirla.
Los actores están sublimes (impresionante Joel Edgerton), y son imprescindibles porque cargan (junto con la fotografía y ambientación) de todo el peso de la película.

Lo peor: ojo, mucho ojo, NO es de terror. No es una película al uso, trata el tema de las pandemias desde otro punto de vista: el psicológico. Es una mezcla de sueños, delirios, realidad, miedo… no es para todos. El tráiler es muy traidor, cuidado con él también.
No es que me guste que me den todo masticadito, y sé que no era necesario, pero algún apunto sobre la plaga y su origen me hubiese gustado.

Conclusiones: a pesar de que la película me estaba gustando, la experiencia en el cine fue un auténtico desastre. Público molesto (una panda de estúpidos por los que hubiese valido la pena ir a la cárcel por cometer asesinato) y una sala que ni habían limpiado de la sesión anterior, ni tenía aire acondicionado (hacía un calor horrible). Lástima, adoro ir al cine y voy muy a menudo, pero en esta ocasión la hubiese disfrutado más en casa.
Repito, alejaros todos aquellos adolescentes gilipollas que esperan efectismo gratuito. Es que volví a vivir lo mismo que cuando fui a ver La bruja (con la que tiene cierto parecido, para que os hagáis una idea)… 






Okja



Corea del Sur, 2017; Duración: 118 min., Director: Bong Joon-ho, Guion: Bong Joon-ho, Música: Jaeil Jung, Reparto: Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Devon Bostick, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Steven Yeun, Byun Hee-bong, Shirley Henderson, Daniel Henshall, Je Moon, Choi Woo-sik.
Premios:
2017: Festival de Cannes: Sección oficial.
Género: ciencia-ficción, aventuras, drama.

Sinopsis: Durante 10 idílicos años, la pequeña Mija (An Seo Hyun) ha sido la cuidadora y compañera de Okja, un gigantesco cerdo, en su granja de las montañas en Corea del Sur. Pero todo cambiará cuando la gran multinacional familiar Mirando Corporation se intente llevar a Okja para llevarla a Nueva York, donde la narcisista y egocéntrica CEO Lucy Mirando (Tilda Swinton) tiene otros planes para la mejor amiga de Mija.


Lo mejor: se deja ver de forma amable, es bonita la relación que hay entre Okja y Mija y el bicho es adorable (aunque no se han arruinado haciendo los efectos especiales, también lo digo), tiene una historia de fondo sobre el maltrato animal del ganado, y un bonito ‘happy-ending’ (no es spoiler, se ve a kilómetros) que hacen que se vea a gusto y te entretenga.
La niña es genial, está estupenda en su papel. Y le acompañan muchas caras conocidísimas: Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano, Lily Collins, Giancarlo Esposito, Steven Yeun…

Lo peor: no es nada del otro mundo, es muy previsible y buscadora de la lágrima fácil (niñita que busca a su mascota, a la que una malvada corporación quiere matar y zampársela. Muy Disney en los 80-90, solo pon un perro/loro/gato y ya está).
Además, es excesivamente larga para lo que tiene que contar.
A mí que no me tomen el pelo, Okja de cerdo tiene poco, es un hipopótamo (patas, cola, cuerpo, forma de hacer caca… todo igual a uno de ellos) con ojos humanos XD
El ecologista que no come nada de nada porque quiere causar el menor daño posible sobre la tierra merece la muerte.

Conclusiones: le dieron tanto bombo que al final tuve que verla, sinceramente, esperaba más. Me he encontrado con la típica película sobre niña que “pierde” a su mascota y se patea el mundo para encontrarla. No hay mucho más en la cinta. Pero bueno, se deja ver, para un día ñoño en el que no queráis ver nada que exija pensar demasiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario