sábado, 2 de julio de 2016

Dioses de Egipto (Gods of Egypt)








Título original: Gods of Egypt 
Año: 2016
Duración: 127 min.
País: EEUU
Director: Alex Proyas
Guion: Alex Proyas, Matt Sazama, Burk Sharpless
Música: Marco Beltrami
Reparto: Gerard Butler, Nikolaj Coster-Waldau, Geoffrey Rush, Brenton Thwaites, Courtney Eaton, Chadwick Boseman, Elodie Yung, Bruce Spence, Bryan Brown, Emma Booth, Rachael Blake, Robyn Nevin, Goran D. Kleut, Abbey Lee, Paula Arundell.











La supervivencia de la humanidad pende de un hilo al tiempo que un inesperado héroe mortal llamado Bek emprende un viaje para salvar el mundo y rescatar a su verdadero amor. Para tener éxito, deberá contar con la ayuda del poderoso Dios, Horus, formando una improbable alianza contra Set, el despiadado Dios de la oscuridad que ha usurpado el trono de Egipto, sumiendo al en su día próspero y pacífico imperio en el caos. Mientras su batalla contra Set y sus secuaces les lleva al Más Allá a través de los cielos, el Dios y el mortal deberán pasar pruebas de valentía y sacrificio si quieren tener esperanzas de prevalecer cuando llegue la confrontación final.




La gran masacrada de este año por la crítica… la verdad, es que hace unos cuantos meses ni me imaginé que iría al cine a verla, pero esas críticas tan nefastas me robaron el corazón (que saliese mi querido Geoffrey Rush también ayudó). Y es que ojito, le sueltan perlitas como “aparatosa nadería”, “epopeya carnavalesca”, “aburrida, pesada y desalmada”, “horrible, recargado engendro digital que rezuma estupidez y autoindulgencia”, “excesiva, atiborrada y extensa”… Y yo no puedo resistirme a una cinta tan vilipendiada. Así que una amiga y yo, aprovechando que teníamos entradas gratis, nos fuimos a verla. ¿Y sabéis que? Pues que nos lo pasamos muy bien con ella. Es más, este pastiche plagado de excesivos efectos especiales es mucho más entretenido que su homologo Warcraft. Primero, porque su historia de dioses egipcios mola más, segundo, porque admitamos que Gerard Butler y Nikolaj Coster-Waldau están mucho mejor que los orcos, y tercero, porque esta es un cachondeo mucho más divertido.


Nikolaj Coster-Waldau es Horus.
La historia es la típica, estamos en Egipto, los dioses son reales y van a celebrar la coronación de Horus. Pero su malvado hermano Set aparece y le usurpa el trono. Para el pueblo, esto supondrá un revés, ya que Set los esclavizará y les obligará a trabajar para él. Es aquí cuando nuestro joven protagonista, un mortal llamado Beck, aparecerá para en un principio para salvar a su amada Zaya, pero acabará aliado con Horus y no solo luchará para salvar a su chica, sino que también al mundo.
Pues eso, amores, luchas de Dioses, cachondeo… algo típico, pero que tampoco está tan mal (y más si vas con nulas expectativas). Y siempre me ha gustado mucho la mitología egipcia, así que es un plus.


Gerard Butler es Set.

Que sepáis que yo no voy a masacrarla tanto como el resto. Lo primero es porque no creo que la cinta se tome muy en serio a sí misma en ningún momento. Es lo que es, un blockbuster veraniego plagado de excesos visuales, con un guion sencillo e intuitivo (se le ve a kilómetros, vaya) que únicamente quiere entretener al espectador. Hace años a “300” la encumbraban cuando es tan tonta y carnavalesca como esta (más violenta también, sí, pero yo aún me muero de risa pensando en ella), así que uno nunca sabe que puede atraer al crítico/espectador.
Y en cuanto a los efectos especiales, pues hay momentos muy currados, otros más cutres y en conjunto todo muy excesivo. Hay escenas que son sólo eso, parece que estás viendo la cinemática de un videojuego. Y algunas peleas entre dioses emulan el estilo de luchas en el aire de “Matrix”, que está pasado de moda desde hace ya mucho tiempo. Pero cuando recrean Egipto o el inframundo con su Anubis están chulos.

Geoffrey Rush es Ra.

A nivel actoral, pues dominan los programadores y diseñadores de efectos especiales, pero oye, que cuando los actores actúan no lo hacen mal y realmente es un casting atractivo. Tenemos a Nikolaj Coster-Waldau como Horus, al joven y desconocido Brenton Thwaites como el mortal Beck, a Gerard Butler como Set, a un desaprovechadísimo Geoffrey Rush como Ra (el pobre está encerrado entre cromas, sale poco, y casi ni se puede lucir con su actuación. Pero para mí, siempre es un placer verle), Chadwick Boseman interpreta a Thot (y su papel es muy de negro chungo típico, pero bueno…) y las mujeres florero, que sirven para nada y menos, y son peores que un cero a la izquierda (en esta película se han superado con eso de mostrar inutilidad en las mujeres) son Courtney Eaton como la mortal Zaya y Élodie Yung como Hathor, la diosa del amor.
De la polémica de si no han usado actores egipcios (o al menos no tan blanquitos) y demás, pues no voy a entrar, porque es un poco chorra. Un blockbuster vende porque usa actores muy famosos de Hollywood, y que queréis, pocos actores egipcios famosos hay… el trabajo de un actor siempre es meterse en otros papeles y mientras no le pinten la cara a un blanco para hacer de negro…


Élodie Yung es la diosa del amor, Hathor.

Y en cuanto a más puntos negativos, tiene miles. Desde cosas que resultan un tanto ‘rarunas’, como esa transformaciones de dioses cual Transformer, pasando por esa sangre dorada que sueltan los dioses que queda muy ‘muerte de un unicornio’, a los cambios de tamaño entre dioses (gigantes) y humanos (pequeñajos) que desentonan bastante y sobraban. Luego ya tenemos el guion, que se ha conformado con lo más sencillo y fácil de hacer, unos diálogos flojuchos, un humor que funciona más cuando no cuentan sus chistes…




Los tontitos enamorados


¿A sí que en definitiva qué? Pues que no, no es una buena película, pero no lo esperaba tampoco. Ni después de leer las críticas, ni antes de ellas. Se ve a la legua que es un producto típico, un blockbuster de los que se hacen ahora. Basados en muchos efectos, poco guion y caras conocidas. Pero para mí, ha resultado un placer culpable. Me lo pasé bien viéndola, a pesar de todos sus peros, y creo que se han cebado en exceso con ella, habiendo productos muy similares a este y que no han concentrado tanto odio.








4 comentarios:

  1. Toda la razón te doy (y no tiene nada que ver que fuera a verla contigo XDDD) no entiendo esas críticas rollo "horrible, recargado engendro digital que rezuma estupidez y autoindulgencia” que no habrá películas que a mi me parecen eso y los críticos las alaban coff el árbol de la vida coff.
    Es una peli pasable, te ríes por los despropósitos que ves y bueno yo como fan de Gerard Butler a mi no me importa ir a verle al cine XDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso, que los críticos en ocasiones atacan a las películas que parece de forma personal... y con esta se han pasado tres pueblos. Es verdad que no es muy novedosa y que está petada de CGI, ¡pero como miles de hoy en día!
      "Dioses de Egipto" no es precisamente una peli intelectual, es para pasar un día caluroso de verano en un cine fresquito y pasarlo bien. Y ya. Y ver a sus dos maromos protagonistas, claro XD

      Eliminar
  2. La quiero ver, me mola todo lo que tenga que ver con Egipcio y bueno tampoco es que espere que sea fiel a la mitología egipcia así que...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de eso justamente no van tan desencaminada xD

      Eliminar